Tratamiento del Trastorno por Atracón en Murcia

Psicólogos especializados en Trastorno por Atracón

 

Los atracones de comida están considerados como un trastorno dentro de la conducta alimentaria. Se trata de episodios en los que se come de manera descontrolada muchas más cantidades de las que se necesita para saciar el hambre. Estas personas generalmente ganan mucho peso ya que, a diferencia de la bulimia, no suelen provocarse el vómito ni recurren a laxantes.

Una de las consecuencias del trastorno por atracón suele ser la obesidad, ya que una persona puede llegar a consumir el doble o el triple de calorías que necesita durante un día.

Nuestros psicólogos especializados en trastorno por atracón se centrarán en trabajar los pensamientos y emociones que le surge a una persona que sufre atracones. Todas nuestras terapias son personalizadas y se basan en identificar correctamente las emociones de los pacientes para diferenciar la comida de gula por ansiedad y el hambre real.

Mediante nuestro tratamiento de trastorno por atracón aprenderás a fomentar una relación sana con la comida y te daremos los métodos y técnicas necesarios para que gestiones todas tus emociones de otra manera más saludable, tanto física como mentalmente.

Nuestro objetivo final será que cada persona recupere su autonomía y trabajaremos las pautas necesarias para evitar y prevenir una posible recaída.

Si te encuentras en esta situación, no dudes en contactar con nosotros. Hay salida a ese mundo tan oscuro y te mereces ser feliz. El primer paso para afrontar una situación de este tipo es acudir a ayuda profesional. Gracias a nuestros psicólogos conseguirás todas las pautas que necesitas para avanzar en tu proceso de recuperación.

Te animamos a que te pongas en manos de nuestros especialistas y confíes en nuestra clínica. Juntos pondremos punto y final a esta situación y pronto volverás a ser tú mismo.

Habla con nosotros

Síntomas
  • Utilización injustificada de dietas restrictivas

  • Estado de preocupación constante por la comida

  • Interés exagerado por recetas de cocina

  • Sentimiento de culpa por haber comido

  • Comportamiento alimentario extraño 

  • Pérdida de peso injustificada

  • Miedo y rechazo exagerado al sobrepeso

  • Práctica de ejercicio físico de forma compulsiva con el único objetivo de adelgazar

  • Percepción errónea de tener un cuerpo grueso, distorsión de la imagen corporal

  • Intentos de esconder el cuerpo con ropa ancha, por ejemplo

  • Alteración del rendimiento académico o laboral

  • Aislamiento progresivo