Tratamiento Psicológico de los
Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA)

Psicólogos especializados en TCA

 

En nuestra Clínica Psicológica de Murcia contamos con un equipo de psicólogos especialistas para ayudarte a tratar los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA), Trastornos Mentales que alteran gravemente la forma de comer (restricciones, atracones, rituales), de pensar (creencias  irracionales), y  la percepción y valoración del cuerpo.

Causan graves consecuencias físicas (desnutrición, obesidad, alteraciones hormonales…), sociales (problemas familiares, académicos, laborales…)  y psicológicas (ansiedad , depresión…), a la persona que lo sufre y su entorno.

La falta de conciencia de enfermedad, la vergüenza o la culpa, en muchos casos,  provoca que las personas que lo padecen no pidan ayuda psicológica, siendo de vital importancia recibir el tratamiento adecuado lo antes posible.

Los más frecuentes son:
 

- Anorexia: caracterizada por una restricción alimentaria, sin mantener unos niveles saludables, una pérdida de peso fuerte por debajo de los valores normales. Alteración de la imagen corporal e importancia exagerada a la imagen corporal.

También va acompañada con conductas compensatorias (ejercicio excesivo, ayuno, laxantes, purgas..) para perder peso, aun estando en unos niveles bajos de peso y que pone en riesgo la salud de la persona que lo padece.

- Bulimia: se caracteriza por la presencia de atracones recurrentes (comer una gran cantidad de comida, en un espacio corto de tiempo, y con sensación de pérdida de control)

Conductas compensatorias recurrentes con el finde de no ganar peso (vómitos, laxantes, ayuno, diuréticos…)

Una autoevaluación exagerada con respecto a la imagen corporal y el peso.

- Trastorno por Atracón: presencia de sobreingestas o atracones recurrentes, asociados con gran malestar psicológico, generando sentimientos de culpa y/o vergüenza, incluso sin tener sensación de hambre o sintiéndose lleno.

Resulta imprescindible un tratamiento específico para estas patologías, ya que las consecuencias de padecerlas, pone en riesgo la vida de la persona.

Habla con nosotros

Síntomas
  • Utilización injustificada de dietas restrictivas

  • Estado de preocupación constante por la comida

  • Interés exagerado por recetas de cocina

  • Sentimiento de culpa por haber comido

  • Comportamiento alimentario extraño 

  • Pérdida de peso injustificada

  • Miedo y rechazo exagerado al sobrepeso

  • Práctica de ejercicio físico de forma compulsiva con el único objetivo de adelgazar

  • Percepción errónea de tener un cuerpo grueso, distorsión de la imagen corporal

  • Intentos de esconder el cuerpo con ropa ancha, por ejemplo

  • Alteración del rendimiento académico o laboral

  • Aislamiento progresivo