Copyright © 2020. Todos los derechos reservados.

Diseñado por El Huerto Estudio Creativo

Logo-cardinal_edited_edited.png
  • Facebook - White Circle
  • instagram icon white png
  • Carolina Ponce

… Se puede vivir con CLAUSTROFOBIA?

En Cardinal Psicología hablamos de la Claustrofobia, siendo ésta : el miedo irracional a los espacios pequeños, cerrados, que generan mucho sufrimiento a quedarse atrapado, a restringir el espacio, y/o a la asfixia, pensando que no podrá salir de allí.

Algunos ejemplos cotidianos:

- Ascensor

- Habitaciones pequeñas

- Sótanos

- Bodegas

- Túneles

- Trasportes

En Cardinal Psicología vemos que generalmente estas personas no tienen miedo a una situación concreta, sino a cualquiera que los exponga a espacios cerrados, resultando muy incapacitante para la persona que lo sufre, que por ejemplo, puede ser incapaz de ir al cine por quedarse en un espacio a oscuras, o montar en un ascensor pensando que se pueden quedar sin oxígeno para respirar.

Hay algunas fobias, que se pueden evitar exponerse a ellas, pero otras que resulta completamente disfuncional no enfrentarse a esas situaciones, por lo que genera mucho sufrimiento y malestar a las personas que lo padecen, limitando en gran medida los quehaceres diarios y cotidianos a los que se tendrían que enfrentar.

Cuando una persona se expone a estas situaciones experimentan un gran temor y miedo, produciéndole palpitaciones, sudoración, temblores, molestias gastrointestinales, por lo que inmediatamente escapa de esa circunstancia, produciendo la bajada la intensidad de esos síntomas, para posteriormente volver a la persona evitativa de exponerse a esas situaciones, y así no experimentar esas sensaciones desagradables. Obviamente, limitando e incapacitando en muchos aspectos a la persona que lo sufre.

¿Se puede tratar?

Este tipo de fobias, con ayuda psicológica, puede ser superada, siendo las técnicas más usadas:

- Técnicas de Exposición

- Técnicas de relajación

- Mildfulness

La mayoría de las personas “aprenden a vivir” con este problema, y sólo piden ayuda cuando les interfieren en familia, trabajo, desconociendo que con el tratamiento adecuado, y con psicólogos especializados, puede llegar a superar estos miedos, y llevar una vida completamente normal.

¡Anímate a pedir ayuda!


Carolina Ponce. Psicóloga.

Cardinal Psicología